608 587 446

24/7 Soporte

info@ascensorescotacero.es

Escríbenos vía email

Karmelo etxegarai 44

48100 Mungia (Bizkaia)

Solicitar presupuesto

Solicitar presupuesto

Elevador unifamiliar

El elevador unifamiliar (homelift, elevador para minusválidos, elevador vertical…) es un elevador que permite el desplazamiento vertical de personas en un edificio (tanto particular como público).

De cara al usuario, puede ser lo más parecido a un ascensor convencional, ya que se accede a una cabina y mediante la botonera se selecciona la planta a la que se desea llegar.

Sin embargo, es un equipo muy diferente a un ascensor, sobre todo en cuanto a maquinaria y funcionamiento, normativa a la que se acoge y posibilidad de uso.

Los elevadores unifamiliares en principio se idearon para su uso dentro de viviendas particulares de dos, tres o hasta cinco o seis plantas. Los requerimientos estructurales para su instalación son mínimos, ya que precisan de un foso de entre 10 a 20 cm (según el modelo) y una altura en la última planta de 2,5 mts (o incluso algo menos).

La tensión que requieren es monofásica y su consumo es aproximadamente 2.500 w (como cualquier otro electrodoméstico), por lo que no se necesita ninguna adaptación especial de la instalación eléctrica de la vivienda.

Estos equipos tienen también la posibilidad de funcionar mediante pulsación constante, es decir, mientras se esté presionando el botón de la planta.

Esta opción que en muchos casos puede ser engorrosa, en otros puede ser una medida de seguridad importante según el tipo de usuario que vaya a desplazarse con el elevador.

Una característica muy importante a valorar sobre todo para instalación de un elevador en una vivienda particular, es el ruido que pueda realizar el elevador durante su funcionamiento.

Este tipo de elevadores son muy silenciosos, perfectos para que su utilización no suponga una molestia dentro de la vivienda.